Barra de Menú

miércoles, 17 de noviembre de 2021

Tier List Warhammer Fantasy


 La entrada de hoy es un poco atípica para lo que suele publicarse en este blog, pues no está dedicada ni a minis ni a modelismo, ni siquiera a cartas de magia. Esta vez se trata de un tema más enfocado al ámbito bélico, aunque también es verdad que ya he hablado previamente de algunas batallas disputadas por un servidor. En fin, he querido realizar una "Tier List" (una especie de clasificación por rangos) de los ejércitos de 8ª Edición en Warhammer Fantasy. Y es que todos nos hemos preguntado alguna vez (o varias) cuál es el ejército más duro de combatir o por el contrario, con cuál voy a ser capaz de hacerme con la victoria. Este tipo de debates suelen generarse en cada uno de los grupos de juego, llegando a cierto consenso pero con distintos matices y puntos de vista. No obstante spoiler: El mejor ejército es aquel que te gusta por su estética y trasfondo.

 Pese a que el formato clásico de estas "listas de nivel" (traducción literal) no suele ser escrito, no estoy preparado para saltar a ninguna otra plataforma que no sea el anonimato de las letras virtuales. De modo que a continuación explicaré cómo se gestó esta Tier List y daré algunos detalles de por qué creo que cada ejército ocupa el puesto que ocupa.

 Empecemos por la estructura. He querido dividir la lista en 5 niveles, al estilo clásico con estas cosas, o eso creo. 'Top Tier', 'Upper Tier', 'Middle Tier', 'Lower Tier' y 'Bottom Tier' vienen a significar 'Muy Tocho', 'Algo Tocho', 'Mitad de Tabla', 'Poca Cosa' y 'La Mugre' respectivamente. Es la clasificación más extendida que he encontrado por la red y lo cierto que es, además, la que más me gusta para categorizar a los ejércitos de Warhammer Fantasy.

 A la hora de posicionar cada ejército en su sitio he intentado hacerlo lo más objetivamente posible. El resultado que se muestra en la tabla de abajo no es 'cómo veo yo' cada libro de ejército en un contexto bélico, sino que se trata de un compendio de publicaciones provenientes de otras plataformas y comentarios de aficionados con más tablas que yo en este sentido. Contando con fuentes de aquí y de allá, cada una con sus categorías, he creado un documento Excel en el que he transformado las distintas valoraciones en números tangibles con los que poder "jugar". Una vez estandarizadas dichas puntuaciones, he hecho la media correspondiente para generar la pizarra que se muestra a continuación,  con los iconos, por cierto, para representar a cada facción del mismo modo que hice con las cartas de ejército para The 9th Age. Espero que se entienda cuál es cuál.

La 'Tier List' definitiva.

 ¿Sorprendidos? Me asombraría comprobar que sí, pues el aroma que se respira en foros no dista mucho de una tabla de estas características. En mi caso particular (que también he incluido a la hora de valorar a los ejércitos en su conjunto), los Reyes Funerarios escalarían un peldaño más; los Elfos Silvanos también, al igual que situaría en lo más alto a Demonios del Caos y quizás Skavens. Por contra, los Elfos Oscuros los bajaría un escalón, dejándolos junto al resto de sus primos, lo que demuestra mi destacada ignorancia en el tema. Pero dejemos a los malevolentes Druchii para el final. Paso a comentar en orden ascendiente (de 'peor a mejor') los motivos y anécdotas de la posición de cada facción.

 Hombres Bestia. El ejército que menos puntuación obtuvo. El motivo es claro. Es un ejército desfasado de otra edición. Pese a contar con detalles de 8ª (fue el último ejército en ser renovado antes de que la nueva edición apareciese) como en el caso de los hechizos identificativos, ni por asomo contaba con un Saber de la Magia destructivo como los que aparecerían poco después. Su pobre infantería y nula salvación les convierte en seres enclenques pese a que deberían ser unas bestias pardas *badum tsss*.

 Bretonia. Pese a que están todavía más desfasados que los Hombres Bestia (6 años entre uno y otro) y que la caballería se volvió prácticamente inútil en 8ª edición, el hecho de que no ocupe el último puesto se debe a que contaba con algunas tropas pasables que sí se vieron mejoradas con el cambio de edición como los Trebuchets. Confío en que Warhammer: Old Word traiga justicia a los Señores Bretonianos en un futuro próximo.

 Reyes Funerarios. Pasamos ahora a un ejército que sí que es de 8ª. Desgraciadamente fue de los primeros en ser desarrollados y se nota que en el laboratorio de Games Workshop se quedaron cortos con sus reglas. Yo no lo sitúo tan abajo en mi lista personal, puede que por la paliza que sufrí a manos de un cónclave del Culto Mortuorio, pero el resto de encuestados no puede equivocarse.

 Orcos y Goblins. Alguien los describió como 'buenos en todo y mejores en nada'. Sí, son un ejército muy variado con múltiples opciones capaz de adaptarse a cualquier situación, pero que a la hora de la verdad depende mucho del día que se tenga con los dados. Para mi gusto merecían haberse equiparado en cuanto a reglas a los Demonios del Caos y Skavens, otros ejércitos que tienen esa sensación de inestabilidad con los dados que puede quitarte mucho si se te cae la mano. Desgraciadamente los Pielesverdes no tienen las capacidades destructivas de las tiradas prodigiosas de los siervos del Caos, y las penalizaciones están al orden del día.

En la guerra, el oponente tecnológicamente más avanzado suele ganar...
 El Imperio. Me sorprende que este ejército tan equilibrado esté unánimemente considerado como uno de los más flojos. Cuentan con todo tipo de posibilidades, pero es verdad que al igual que hemos visto anteriormente, no destacan mucho en algo. Son 'normaluchos' en todo, como el hombre promedio.

 Hombres Lagarto. Muy parejos en puntuación andan el resto de facciones de la mitad de la tabla (apenas una décimas entre todos ellos). Tengo que decir que para mí los Hombres Lagarto eran un auténtico dolor de cabeza durante 7ª edición, y pese a recordar haberles ganado en 8ª en una batalla complicada, debo admitir que no incluí muchas unidades al uso, tales como Arbóreos, Guardia Eterna y... ¿un Dragón Forestal? Ya no sé ni siquiera si estoy mezclando esa experiencia con una batalla en formato ETC.

 Reinos Ogros. Con estos grandes humanoides ocurre un caso particular, y es que han recibido toda clase de votos dispares, desde la más alta puntuación hasta casi la más baja. En conclusión, son un ejército raro. Tienen buen movimiento y defienden bien a sus personajes (sobre todo con cierto trapito). Son el ejército al que más recientemente masacré a base de disparos envenenados y Soles Púrpuras (el trapito no hace nada contra este hechizo). Pero es un ejército muy a tener en cuenta al que antes no había ganado nunca, principalmente por culpa de sus Escupehierros y su caballería de Dientes Martirio.

 Condes Vampiro. ¿Qué hace que en términos generales este ejército con poderosos señores, unidades etéreas e infantería indesmoralizable (e interminable) no ocupe puestos más altos? Lo achaco fundamentalmente a su falta de fase de disparo y a su movimiento limitado.

 Elfos Silvanos. Mi ojito derecho. Vale que los jugadores silvanos estamos muy atados de manos a la hora de hacer listas de Asrai. Disponemos de unidades muy buenas como los Jinetes Salvajes, las Hermanas de la Espina y cualquier unidad con flechas Maldición de la Bruja, por las que cualquier general mataría. Desgraciadamente, con la reedición del libro de ejército nos empeoraron a los Espíritus del Bosque, en detrimento de mejorar nuestras unidades de disparo claro. Pero de haberse mantenido Dríades, Arbóreos y Hombres Árbol con su punto más de Fuerza, sin duda los primos veganos de los elfos estarían en el top.

 Enanos. Los pequeños y barbudos muchachos de las montañas se han quedado a las puertas de haber alcanzado una posición de mayor respeto en la lista. Si bien su disparo y su entereza en combate son encomiables, el poco movimiento (debido a sus cortas piernas) les penaliza mucho, y eso que durante la última actualización les dieron subvenciones para que incorporasen cientos (exageración) de Girocópteros a sus estrategias en cada batalla, y así poder ralentizar al enemigo mucho más mientras seguían tiñendo el campo de humo y pólvora.

 Skavens. A diferencia de lo ocurrido con otros ejércitos desfasados como Hombres Bestia y Bretonia, los Hombres Rata vieron aumentado su potencial destructivo con el cambio de edición. Las unidades de infantería ganaron un protagonismo desmesurado gracias a la capacidad de crear hordas y poder tirar un montón de dados, de poca probabilidad de éxito de acuerdo, pero un montón de dados a fin de cuentas. En magia y triquiñuelas varias con un poder destructivo como ninguno tampoco andan mal, disponen para ello de opciones como la Campana Gritona, la Abominación del Pozo Infernal, o la Rueda de la Muerte.

 Altos Elfos. Tienen de todo y bastante bueno, pero no lo mejor, de ahí que no hayan alcanzado la cúspide. Se diferencian quizás de sus primos oscuros en la fase de disparo, donde los Asur flaquean un poco. Tengo entendido que Teclis es el mejor personaje especial de todos los que caminan por el mundo de Warhammer, pero es algo que no he comprobado en mis carnes.

 Demonios del Caos. El podio lo componen las Fuerzas del Mal (estamos jodidos). La medalla de bronce es para los esbirros del caos que no huyen, tienen un salvación especial de 5+, destacan en todas las fases del juego, pueden lanzar un hechizo destructivo antes de empezar a lanzar sus hechizos ¡y hasta tienen cañones! Si tu unidad de élite choca contra los Portadores de Plaga es muy posible que acabes claudicando, y eso que son una unidad básica. No me gustan, pero no por jugabilidad sino por trasfondo. Siempre aprovecho para defender los libros de ejército del Caos separados según los Dioses, tal y como van a hacer en Total War: Warhammer III.

 Guerreros del Caos. Pese a que la expectación es inexistente por tener a disposición desde el primer momento el ranking (tenía que haberlo hecho en formato video), hay que hablar como se merece de los adoradores mortales de los Dioses Oscuros. Los Guerreros del Caos tienen dos bazas (entre otras virtudes) que sobresalen por encima de todas: el Señor de Tzeentch en disco volador con especial de 3+ y repitiendo los resultados de '1' y el Príncipe Demonio tozudo. A estas dos picadoras de carne (y hueso) que dominan el juego de los 'mono-base' y lo 'difuso' en 8ª edición se les suma el gran potencial de combate del ejército entero.

Mucho cuidado con ofender a este señor.
 Elfos Oscuros. Nadie, absolutamente nadie ha otorgado una valoración por debajo de la máxima a este ejército, bueno sí, yo. Es por eso que son los amos indiscutibles de la parte alta de la 'Tier List' y me parecía injusto que tuviesen que compartir puesto con otros ejércitos con los que sí había más discrepancia. Y es que los Elfos Oscuros cuentan con unidades brutales como las Elfas Brujas (es básica) y los Brujos Fuegoletales, así como el famoso pegasero mata-monstruos, pero es que además son los reyes de jugar 'difuso'. Son muy buenos en la fase de movimiento, en la fase de disparo, en la de magia y sólo buenos en la fase combate. Alcemos un brindis por Malekith y sus secuaces, quienes gobernarían el mundo de entablar batalla con dados y cinta métrica en vez de con ballestas y espadas.

 Con esto termina este rápido resumen al estado competitivo de Warhammer Fantasy Battles, pero antes de poner punto y final quisiera arrojar una serie de preguntas: ¿Cómo sería tu "Tier List" de Warhammer Fantasy Battles en 8ª edición? Aún más importante: ¿Dónde incluirías a Estalia dentro de esta clasificación? Digo más: ¿Por qué incluirías a Estalia en el "Top Tier" junto a los Druchii? Estas preguntas y cualquier opinión o comentario referente a la 'Tier List' pueden ser contestadas en el cajón de comentarios.

 ¡Hasta la próxima publicación!

No hay comentarios:

Publicar un comentario