Barra de Menú

domingo, 11 de junio de 2017

Portal Mágico


Portal mágico.
 "Los portales mágicos tienen tendencia a aparecer en zonas en las que los cruces de valles, colinas y otros accidentes similares del terreno canalizan los Vientos de la Magia de formas extrañas e inesperadas. Muchos de estos portales mágicos están controlados por hechiceros ambiciosos de poder, que los mantienen ocultos o encerrados de alguna forma para utilizarlo de manera exclusiva. Sin embargo, la madera y la piedra no siempre bastan para contener la magia en estado puro."

 En las batallas de Warhammer Fantasy, de la escenografía que se proponía incluir en las partidas campales, el Portal Mágico era sin duda alguna uno de los que más juego daban. Todos los turnos le caía un hechizo a la unidad más cercana del elemento escenográfico, aunque se encontrase en el otro extremo del tablero. Desde luego el riesgo que plantea hace del portal mágico temible pero aquellos valientes con suerte podían conseguir una gran ayuda con hechizos como Forma Salvaje de Wyssan o Velocidad de la Luz.


Baleful Realmgates de Games Workhop.
 Para realizar este elemento de escenografía tomé como modelo el Portal Mágico realizado por el equipo de la White Dwarf. Mediante el uso de algunas de las partes restantes de la Ruinas Arcanas de Citadel se encargaron de hacer una especie de arco de piedra. Con algunos añadidos más simularon que a través de dicho arco se accedía a otra dimensión que no havía más que escupir magía por una de sus caras. Algo así como el Portal Mágico que aquí se muestra, sólo que este último tiene algo más de base y detalles con otras columnas (una en pie y otra derribada), restos óseos por doquier y estatuas de Ungors de 5ª edición de Warhammer Fantasy. Los Ungors antiguos utilizados recuerdan más a pequeños demonios que a Hombre Bestia, o al menos así lo creí yo cuando estas miniaturas fueron a caer en mis manos en mi temprana juventud, aún dando pequeños pasos en el hobby, y todo hay que decirlo, sin mucha idea de lo que era.

 ¿Pero qué es lo que puede verse más allá de la dimensión mágica del portal? Nunca he sido muy bueno pintando a mano alzada, por lo que opté por la opción más simple posible: un cielo nocturno surcado por orbes celestiales. Quizás hubiera sido más propio un Reino del Caos o un remolino de fuego y magia, pero eso hubiera devaluado enormemente el resultado final. Por la parte trasera, como puede apreciarse en las fotos que se encuentran más abajo, este universo mágico está tapado por un muro del propio arco. Por lo tanto no nos encontramos con un arco de piedra realmente, si no con una pared mágica. Pero este efecto visual otorga al Portal Mágico de una mayor originalidad, según mi humilde opinión. El resto del pintado, aunque tedioso fue muy fácil, mezclando distintas tonalidades de grises y blancos, por lo que no haremos mayor hincapié en él.

Portal mágico de MoM.
 Hoy en día existe una amplia gama de elementos de escenografía prefabricados listos para pintar y añadir en las partidas. Games Workshop sacó al mercado Baleful Realmgates junto con el lanzamiento de su juego de miniaturas Age of Sigmar, dos arcos de piedra levitando de pura energía mágica y consumidos por fuegos arcanos. Quizás sea a través de ellos la manera de volver al pasado y resucitar Warhammer Fantasy... Pero lloros a parte, estos portales son sin duda la mejor elección para aquellos que no reparen en gastos (45€ las dos piezas en su página oficial) y prefieran no molestarse en demasía realizando escenografía casera. Existe también una opción que aún no ha salido al mercado pero que ya podemos ver en su facebook oficial de la empresa española de MoM. No sabemos aún el precio ni cuando verá la luz pero muestra claramente un portal mágico del cuál una figura demoníaca intenta materializarse en el mundo mortal. Seguramente hayan más de estos portales prefabricados y listos para pintar, pero estos son los que desde Las Lunas Hermanas recomendamos.

 A continuación se muestran el resto de fotos tomadas al Portal Mágico con el que se abría la entrada y darla por concluida. Una pieza más para el Proyecto Escenografía.