Barra de Menú

viernes, 26 de agosto de 2016

Composición de la Hueste Maldita. Por Amor al Arte.

Cambiaformas.
 La mayoría de aficionados al miniaturismo realizamos nuestras adquisiciones en función de los flechazos a primera vista. Es decir, en la inmensa mayoría de los casos, apenas hace falta una fracción de segundo para que el modelo sea percibido por el sentido de la vista, éste envíe un impulso nervioso al cerebro y acto seguido se liberen automáticamente grandes dosis de serotonina y endorfina por todo el cuerpo. Esto es aplicable incluso a la hora de coleccionar un ejército, pues una sola miniatura, un estilo o un modelo determinado puede desencadenar la reacción física anterior para exigir al organismo más cantidades del mismo estímulo.

 Fisionomía a parte, tras ver la elección de unidades según el trasfondo y en función del mínimo de puntos en unidades básicas para poder jugar con la Hueste Maldita de Mousillon, llega el turno de presentar las elecciones incluidas en este contingente, bien por su gran esculpido o bien por algunos detalles que entraron por los ojos de un servidor y encendieron la chispa del coleccionismo.

 Son los modelos fantasmales de Games Workshop los que me tienen encandilado en este ejército, junto al Carro de Cadáveres aparecido en la 7ª Edición. Pero sobretodo, esta sección está dedicada a los Hombres Lobo.