Barra de Menú

viernes, 30 de octubre de 2015

Pedro Jimeno

Miniatura de Pedro Jimeno
 Una de las cosas más especiales que tiene hacer un libro de ejército es crear diferentes historias para diferentes personajes. Pues bien, sin duda alguna la creación de personajes especiales para el libro de ejército no oficial de Estalia ha sido una de mis mayores satisfacciones.

 A día de hoy 4 de los 6 personajes especiales que aparecerán en el futuro codex estaliano están conversionados y pintados, sin embargo aún no están terminadas sus páginas con las reglas de cada uno, su trasfondo y su ilustración. Uno de los que está casi finiquitado es Pedro Jimeno, un proscrito de las Montañas Irrana que junto a su banda de forajidos se dedica a hostigar a los nobles del lugar a la vez que socorren a los oprimidos campesinos de los peligros de la montañas y de sus propios señores.

 Este ideal de justiciero perseguido por la ley no es nuevo, varios personajes de comic comparten este sino, así como algunos personajes históricos. En España de hecho tenemos la figura histórica de Andrés López, un bandolero del siglo XIX que se echó al monte y en quien se basa el personaje Curro Jiménez de la serie de los años 70. Por supuesto, Pedro Jimeno el personaje especial estaliano, está directamente influenciado tanto del personaje histórico como del ficticio, lo cual queda demostrado con una simple vista a la foto de la miniatura. Pero para conocer algunos detalles más, como el origen de la miniatura y algunas de sus reglas, continúa con la entrada.

Ilustración de Pedro Jimeno.
 La miniatura mostrada se corresponde con Le Garou de la gama 1650 A Capa & Espada de la empresa española Tercio Creativo. Para adaptarlo a la idea inicial y sobretodo a la ilustración de Pedro Ramos, el ilustrador jefe del libro de ejército de Estalia, cambié la cabeza de la miniatura por una más española, con greñas y grandes patillas, que por suerte encontré entre los restos de la matriz de Herreruelos/Batidores del Imperio de Games Workshop. También hubo que cambiar el mosquete largo de la miniatura original por un trabuco más acorde con las reglas de Pedro Jimeno y de su estética, lo cuál fue bastante sencillo, sólo hubo que recortar el cañón y añadir el extremo acampanado de un arcabuz de las Compañías Libres, también de la gama de Games Workshop para el Imperio. Ya únicamente faltaba cambiar la peana de la miniatura, pues Tercio Creativo trabaja con peanas exagonales, y aunque la original es una ce las peanas escénicas mejor logradas que he visto, tuve que modificar el soldado abatido de un disparo por un montón de rocas de los eriales de las Montañas Irrana.

 Una vez la miniatura estuvo lista, la responsabilidad de su pintado calló en manos del pintor mercenario Jesús García. Tenía claro que lo único que quería era que la miniatura diera esa sensación de bandido andrajoso que vive en el campo, de una piel casi quemada por la larga exposición al sol y un pelo negro como el carbón. El resultado es impresionante desde mi punto de vista y es sin duda una de mis favoritas de mi colección estaliana. Por cierto, la boca del trabuco fue un añadido a posterior y con un vistazo detallado se puede observar que el pintado corrió de mi cargo, aunque creo que tampoco está tan mal finalizado.

Le Garou de Tercio Creativo.
 Pedro Jimeno cuenta además con las reglas más curiosas de entre todos los personajes especiales estalianos. Las reglas  no están testeadas, ningún personaje especial ha sido testeado pues me gusta que para este tipo de cosas prime la espectacularidad por encima de la lógica del juego, aunque siempre intentando mantener la cohesión con el resto del ejército y el equilibrio de puntos. De este modo la singularidad que ofrece Pedro Jimeno en el campo de batalla es que siempre debe ir junto con su banda de forajidos los Altramuces, exploradores cuya misión es hostigar detrás de las filas enemigas. Pedro Jimeno además posee la regla especial francotirador, lo que le da un plus contra personajes enemigos que pueda tener a tiro. ¿Y cómo es que unos forajidos pueden combatir en las filas estalianas? Pues básicamente porque su honor les hace ayudar en la refriega contra cualquier enemigo que amenace su tierra, puede incluso que algunos capitanes cuenten deliberadamente con su ayuda si no cuentan con la simpatía de los nobles irranos que pretenden ahorcar a Pedro Jimeno y su banda. Pero eso sí, esto queda reflejado en las reglas, y es que si algún componente de la banda llega a acercarse lo suficiente a una unidad amiga y obtiene un resultado de 1 al comienzo del turno del jugador estaliano, los codiciosos estalianos habrán hecho prisionero a Pedro Jimeno para cobrar la recompensa por su cabeza y éste será retirado del juego junto con los Altramuces durante el resto de la partida.

 Para terminar, como siempre, dejo algunas otras fotos de la miniatura. Espero que este personaje os guste tanto como a mi.