Barra de Menú

jueves, 31 de diciembre de 2015

Buscatráqueas

Buscatráqueas, manipulado por sus tres artilleros: Finn Grimsson, Gumm Erk y Hoss Granito.
 Antes de nada me gustaría pedir perdón por todo este tiempo sin publicar una sola entrada en el blog, pero los cambios de ordenador portátil conllevan largas esperas y difíciles decisiones, puestas a punto y recuperación de archivos. Aún con ello, no he querido desaprovechar la oportunidad de despedir el año mandando un mensaje de que ¡aquí sigo!

 Dicho esto, llega el momento de presentar una miniatura (mejor dicho un conjunto de miniaturas) pintada el año pasado, sí, allá por 2014. Se trata de un Lanzavirotes Enano de los dos que dispongo, el nombre de esta ancestral máquina de guerra es Buscatráqueas, en homenaje al blanco abatido durante su estreno en batalla, cuando atravesó de un disparo la garganta del Gigante Crujededos en el asedio de las minas de Gund Kraok.

 El Lanzavirotes Enano de 6ª edición fue el primer blister que compré de Warhammer Fantasy, unas 1200 pesetas creo que me costó, no estoy seguro, aún iba a primaria. Es por ello que guardo un especial cariño a estas máquinas de guerra tan desfasadas hoy en día, tanto por reglas en juego como por origen arcaico en el trasfondo. En las Montañas del Fin del Mundo las fortalezas se defienden actualmente mediante el uso de la pólvora en múltiples formas: arcabuces, pistolas, cañones, cañones órgano, lanzallamas e incluso Girocópteros. No obstante, siempre hay lugar para lo simple si ha demostrado tantas vece su efectividad y desde luego para lo tradicional por lo que tantos Barbaslargas enanos suspiran.

 Hoy en día apenas nadie incluye Lanzavirotes en sus listas enanas a nivel competitivo. Es debido, a mi parecer, a dos factores clave:

1. Su reducido coste en puntos (55) hace que al usar runas en él, su precio se dispare, por lo que compense más incluir dos Lanzavirotes que uno rúnico.

2. Hace casi exactamente lo mismo que un cañón pero con una eficacia de impacto muy baja debido a la tirada para impactar usando la Habilidad de Proyectiles de su dotación (3), su menor fuerza (7) y al menor número de heridas que causa (1D3). Es decir, es mas fiable un cañón que tiene un margen de impacto del 66%, fuerza 10 y causa 1D6 heridas, que dos lanzavirotes por casi el mismo precio: 120 puntos del Cañón enano frente a los 110 de dos Lanzavirotes enano.

Lanzavirotes enano de las ediciones 5ª y 6ª.
 Sin embargo confieso que yo soy de los pocos que incluyen a esta máquina de guerra en sus partidas. No por que sea un enano gruñón y testarudo amante de las armas tradicionales, si no por que me parece la máquina de guerra más bonita de toda la gama enanil. Y es por lo que me gusta jugar a Warhammer a fin de cuentas, por ver en la mesa  un conjunto de miniaturas realmente atractivas a la vista.

 Esta versión del Lanzavirotes enano moderno vio la luz a pocos meses de la entrada de 7ª edición de Warhammer Fantasy, al igual que el resto de máquinas de guerra enanas. pasó de ser una máquina construida con madera a tener un aspecto pétreo y sólido cuya forma y color me enamoró. Vendí entonces mi antigua miniatura de Lanzavirotes y me hice con dos de estas magníficas ballestas gigantes. Otro aspecto importante es el de la personalidad que desprende esta dotación, la cual pinté de distintos colores, pero siempre manteniendo el azul real de Karaz-a-Karak en algunos detalles, al igual que hice en aquellas partes que me lo permitió la máquina de guerra. Fue un pintado bastante ameno y con el que estoy bastante satisfecho. El problema vendrá cuando intente pintar a su hermano gemelo y sobretodo diferenciar a la dotación no sólo en el color del pelo.

 Como siempre, dejo a continuación unas imágenes más de Buscatráqueas y sus artilleros desde otros puntos de vista.





Hoss Granito, artillero de Buscatráqueas.
Gumm Erk, artillero de Buscatráqueas.

Finn Grimsson, maestro artillero de Buscatráqueas.