Barra de Menú

viernes, 18 de marzo de 2016

Teclis, Gran Señor del Conocimiento

Teclis, Señor de la Torre Blanca de Hoeth.
 De un día para otro pasé de pintar miniaturas de un modo básico tirando a horrible a pintar medianamente aceptable. Esto es verídico, fue un salto personal tremendo sin ningún tipo de progresión escalonada, sin un maestro que me fuera guiando o un tutorial para mejorar mi técnica. Por supuesto que existe una explicación. Esto fue debido a una mejora sustancial de mi equipo de pintura. El aumento del poder adquisitivo hizo que no reparara tanto en este tipo de gastos que antes creía fútiles, de modo que por aquel entonces me hice con un maletín de modelismo de Model Maq y con la gama de pinturas Citadel más amplia que pude así como de las nuevas tintas de entonces.

 Ya sólo faltaba probar el nuevo material y para ello elegí una miniatura que siempre me gustó, sobretodo por su trasfondo: Teclis, el Gran Señor del Conocimiento de los Altos Elfos y el hechicero más poderoso del mundo de Warhammer (desde mi punto de vista). Así pues, cogí la miniatura prestada de un compañero y se la pinté por puro amor al arte y por el mero hecho de practicar y acabar satisfecho conmigo mismo.

 El resultado final se puede ver junto a esta publicación, pero si queréis saber algo más sobre el proceso artístico de esta miniatura y de la historia, las reglas y una opinión personal a cerca de Teclis, continuad leyendo la entrada.


 Existen dos modelos distintos para la miniatura de Teclis, la miniatura de 6ª edición y la de 4ª edición de Warhammer Fantasy, ambas lanzadas al mercado durante la renovación del ejército de Altos Elfos en sendos periodos. La más antigua, la de 4ª edición tiene unas proporciones más lineales y unas facciones más ásperas propias de un mundo de oscuridad y peligro permanente, mientras que la de 6ª edición parece más enclenque y afeminado amén de que de está en la denostada pose "señalando y apoyando una pierna en una piedra" ¿Cuál es mejor? ¿Con cuál te quedarías tú? Yo tiré de lo que más a mano tenía, pero aún hoy no sabría por cual decidirme. Por cierto, para la última edición que vió Warhammer Fantasy, es decir 8ª edición, se remasterizó la miniatura original, desechando la última actualización, por lo que de ahí se puede conjeturar que al equipo de Games Workshop le gustaba más la miniatura antigua.
Miniatura de Teclis de 4ª edición.

 El caso es que no me estrujé en exceso la cabeza y probé los distintos tonos azules y blancos con esta miniatura (como puede apreciarse en la capa). No quedaron muy bien, pero eran los primeros, y creo poder afirmar que mejoré la técnica, como puede comprobarse en algunas de las miniaturas de Elfos Silvanos o Enanos que he compartido en el blog hasta la fecha. Por otra parte quise también probas mis aptitudes de dibujo a mano alzada creando unas llamas en torno al faldón de Teclis, pero sin crear formas y espirales tan impresionantes como las de mi "pincel mercenario" Marta García. Quizás lamento no haber dotado de más color a la espada mágica de Teclis ni de más decorados a sus vestimentas, pero lo hecho hecho está.

 Sobre el trasfondo de Teclis qué decir que los aficionados no sepamos. Jugó un papel importantísimo en los últimos eventos del mundo de Warhammer; salvó Ulthuan de la invasión demoníaca y druchii venciendo a Malekith, fundó los Colegios de Magia del Imperio y la lió muy parda durante los eventos del Fin de los Tiempos, a pesar de que eso como que borrón y cuenta nueva. Es de los hechiceros más poderosos de este universo de fantasía, si no el que más.

 Voy a entretenerme algo más ahora en comentar el paso de los años en cuanto a reglas de Teclis. Teclis ha estado presente en todos los libros de ejército de Altos Elfos desde la 5ª edición, a pesar de que en 4ª ya mostraron su historia y su miniatura junto a su hermano Tyrion. Yo me inicié en esto al principio de la 6ª edición, cuando la caja de inicio entre Imperio y Orcos, y no puedo por lo tanto valorar la importancia que tenía en las partidas Teclis con sus habilidades y atributos durante 5ª edición (que por cierto se conocía como la edición de Herohammer debido a lo desequilibrante de los personajes especiales). Pues bien, ya de aquellas llamaba la atención que era junto con Nagash el único hechicero de nivel 5 como tal, si bien debido a su Corona de Guerra de Saphery, pero donde realmente destacaba era en que podía elegir los hechizos en vez e hacerlo aleatoriamente y por supuesto en objetos mágicos tan bestias como el Pergamino de Hoeth y el Báculo Lunar de Lileath, que junto a la Corona de Guerra de Saphery y la Espada de Teclis siempre han acompañado a este personaje.

Portada del codex de 6ª edición de Altos Elfos.
 El Teclis de 6ª apareció como un todoterreno, versátil y una gran regla propia relacionada con la magia y que a partir de ese momento mantendría en futuras ediciones pero modificada: Gran Señor del Conocimiento. Con ella Teclis era de lejos el mejor hechicero de aquellso tiempo ya que era el único que podía mantener todos los "permanece en juego" en el campo de batalla, podía repetir cualquier efecto de alguno de sus hechizos como el número de impactos de la Ira de Khaine y conocía todos los hechizos del Saber de Magia elegido. Además contaba con una novedad, las Pociones de Energía Vital y la Maldición de Aenarion. Con las pociones podía usarse cada turn o bien para combatir o bien para lanzar hechizos según los sucesos lo requiriesen y con la maldición una vez se quedaba con una herida pasaba a tener una salvación especial de 2+. Vamos que era prácticamente indestructible a menos que lo cazasen en una persecución o le hicieran un impacto letal. Por cierto en este caso la Corona e Saphery lo que hacía es que sus hechizos no tenían distancia máxima... tela.

 En 7ª edición Teclis vino con una novedad en su regla Gran Señor del Conocimiento muy suculenta que hizo que ganara partidas él sólo. Y es que resulta que cada vez que sacara un doble al lanzar un hechizo, éste entraba con fuerza irresistible. No tenía tantos regalitos como el Teclis de 6ª pero ganaba partidas igualmente.

 Ya en 8ª su poder parece ser que menguó y sólo conservó la posibilidad de elegir todos los hechizos del Saber de la Alta Magia o bien elegir un hechizo e cada uno de los otros 8 Saberes de la Magia. Sin duda esto le hacía mas versátil y capaz de lanzar auténticos combos, pero su fuerza en sí a la hora de lanzar dichos hechizos se diluyó drásticamente.

 Y así termina este repaso a mi hechicero favorito de Warhammer Fantasy. Os dejo unas fotos más, espero que os gusten.