Barra de Menú

martes, 8 de septiembre de 2015

Composición de la Hueste Maldita. Mallobaude y sus caballeros.

Mallobaude, el Caballero Negro. General de la Hueste Maldita.
 Ya se ha entrado en materia de Mousillon previamente, dando algunos detalles de su historia pasada y reciente y del contexto del que parte. El siguiente paso es por lo tanto barajar las opciones que por trasfondo deba incluir un ejército de estas características, sin dejar de lado otros aspectos como los porcentajes mínimos de Warhammer Fantasy para jugar a 8ª edición, porque no hay mejor manera que lucir un ejército con tanta personalidad como disputando partidas con los colegas y participando en torneos. Por lo dicho, hay que cumplir con un mínimo del 25% de los puntos totales gastado en unidades básicas, un mínimo de tres unidades y un personaje, que en el caso de los Condes Vampiro además debe ser Hechicero del Saber de los Vampiros. Tampoco hay que olvidar incluir aquellas unidades que nos hayan encandilado por su aspecto o por sus papel en el campo de batalla, pero en menor medida.

 Con la idea de formar un ejército de unos 2500 puntos, que es la cantidad estándar para partidas y torneos, enumeraré a continuación las unidades y las miniaturas que representarán la Hueste Maldita de Mousillon. Sin embargo esta primera entrada será sólo para dar a conocer aquellas fieles al trasfondo.

Caballero Lúgubre de Gamezone.
 La Hueste Maldita de Mousillon tiene un claro referente en torno al cual gira en la actualidad: El Caballero Negro, un vampiro de Bretonia, vástago del Rey, que quiere hacerse con el trono de la tierra de los caballeros. Por ello es fundamental incluir un poderoso Señor de los Vampiros en Pesadilla con barda, lo más parecido a un miembro del Clan Dragón Sangriento (que es el clan con mayor presencia en Bretonia). Los poderes vampíricos que mejor pueden acompañar a un Dragón Sangriento son los de Caballero Oscuro (+2HA y debe desafiar y aceptar desafíos), Sangre Veloz (Siempre ataca primero) y Golpe Maestro (Cambia sus ataques por un único ataque con Golpe Letal Heroico). Además de la Pesadilla, es menester equipar a Mallobaude con una gruesa armadura negra, escudo y una lanza de caballería. Sin embargo su nivel mágico no debe ser el máximo (4), pues los dragones sangrientos son los vampiros que menos se valen de las artes mágicas para sus propósitos. otra cuestión serían los objetos mágicos, pero como no he encontrado nada que case con el trasfondo, la mejor opción será equipar al Señor de los Vampiros con la combinación más competitiva.

 Desde luego, este ejército no se entendería sin los Caballeros Negros. Recordemos que se trata de un ejército de Condes Vampiro afincados en las tierras de Bretonia, por lo que además de contar con muchos cadáveres de caballeros y caballos para engrosar a sus filas, Mallobaude no renunciará a su condición de caballero, y por lo tanto confiará más en una aplastante carga de caballería que en el poder de la infantería o la nigromancia. Una unidad de 10 sería lo ideal para destacar la gran cantidad de estos efectivos disponibles, y de este modo convertirla en la primera fuerza de choque.

Así deberán lucir las conversiones que haga de los Caballeros Negros en el futuro.

Caballeros Sangrientos de Games Workshop.
 Del mismo modo que hay muchos caballeros caídos a lo largo y ancho de Bretonia, también hay multitud de vampiros del clan Dragón Sangriento en dichas tierras poniendo en práctica sus habilidades. Aunque los Caballeros Sangrientos sean por trasfondo una unidad localizada en el Imperio, en la Torre Sangrienta para más detalle, lo cierto es que pueden servir como cualquier otro caballero vampiro o del mencionado clan Dragón Sangriento. Además la grandiosidad del ejército pide que Mallobaude esté acompañado en batalla por otros vampiros al galope, en detrimento de la estrategia y la jugabilidad por desgracia. En este caso con 5 efectivos es más que suficiente, pues cada miniatura de Caballero Sangriento en la lista ocupa la friolera de 50 puntos.

 Y llegamos a la parte más controvertida. Los Guerreros Esqueleto. Aunque la lista debería estar plagada de caballería, esto no es viable a la hora de jugar a Warhammer Fantasy más que nada porque las opciones básicas obligatorias no contemplan dichos tipos de unidad. Así que toca meter Guerreros Esqueleto, Zombies, Lobos Espectrales y/o Necrófagos. Todos tienen cabida por trasfondo, pero sin duda los más destacados son los Guerreros Esqueleto reanimados a partir de antiguos Hombres de Armas bretonianos, la infantería básica de los ducados y que sin duda son la tropa más numerosa (y prescindible) en las mesnadas de cualquier Paladín y Señor bretoniano. De modo que por trasfondo, por necesidad de sumar puntos en unidades básicas y porque las conversiones están geniales (pido paciencia para verlas), incluyo una horda de Guerreros Esqueleto equipados con lanzas, al igual que los Hombres de Armas, de 46 efectivos que serán el yunque que resistirá las embestidas enemigas.

Guerreros Esqueleto conversionados con matrices de Hombres de Armas.

 De momento hasta aquí algunos detalles de la composición de la Hueste Maldita de Mousillon. En la próxima entrada hablaré de las unidades/miniaturas incluidas por necesidades de jugabilidad y efectividad en el campo de batalla.