Barra de Menú

martes, 25 de agosto de 2015

Morakrin, Portador del Emblema del Clan Barbacuarzo

Miniatura de Morakrin.
 Ha llegado el momento presentar otra de esas fabulosas miniaturas únicas en cualquier ejército de Warhammer Fantasy, de esas que influyen carisma al resto del ejército y quedan de perlas a la hora de personalizar un contingente. Si hace ya un tiempo se vio el magnífico portaestandarte de batalla estaliano pintado por Jesús García para el ejército de Manchados de Palantta, ahora es el turno de otro guerrero sobre quien recae el inmenso honor de defender el pabellón que auna a todos los soldados: Morakrin, Portador del Emblema del Clan Barbacuarzo, portaestandarte de batalla enano.

  Antes de comenzar a comentar algunos aspectos de la miniatura, me gustaría lanzar una queja en voz alta. La miniatura está diseñada en resina Finecast, la archiconocida cagada de los últimos tiempos de la empresa británica de Games Workshop. Por suerte este material se dejó de fabricar, pero algunas de sus productos siguen siendo exclusivos de aquellos días y por tanto este Señor del Clan Enano con estandarte del ejército sufrió algunos desperfectos como la amputación del dedo índice derecho y la inexistencia del cartílago nasal. No fue mucho problema disimular estos fallos con masilla, pero la falta de confianza no ha hecho más que disminuir hacia esta empresa a nivel mundial, con esta y otras malas artes acontecidas durante la última década. ¿No había departamento de calidad o es que esperaban que la gente lo aceptara?

 Pero vayamos al lío.

 Pues sí, esta es una de mis creaciones artísticas. Tanto enanos como elfos silvanos son mi campo de prácticas con el pincel y aunque no pueden competir al nivel de los pinceles mercenarios, lo cierto es que estoy bastante orgulloso de los pintados de los último años. Personalmente considero que apruebo y que a bastante gente le pueden resultar bonitas o resultonas estas figuras de fantasía.

 Quise plasmar la veteranía de Morakrin mediante una barba canosa propia de alguien que ha sobrevivido a multitud de batallas, pues no se fiaría el Portaestandarte de un clan enano a cualquier barbilampiño. Por otra parte el estandarte lleva los colores azul y blanco de Karaz-a-Karak, de donde el clan Barbacuarzo tiene origen, junto con los bordes rojos, que es el color que los diferencia de otros enanos de la capital de las Montañas del Fin del Mundo. El resto son colores metalizados para el oro y el gromril del equipo de Morakrin. Bastante parecida a la miniatura presentada en la página web oficial o el libro de ejército de Enanos, la verdad sea dicha.

 Existen algunas curiosidades en el estandarte de esta miniatura, obra de su escultor. Por ejemplo tiene inscritas tres runas, aunque sólo una de estas es una runa mágica, la Runa de Batalla justo en el centro del pabellón, y que casualmente sólo puede grabarse en estandartes rúnicos. Flanqueando la efigie de Grugni aparecen dos runas del alfabeto enano que son la A o I y la M. ¿Qué quería decir el escultor? ¿O simplemente fue casualidad? Bienvenidos a la nave del misterio. Seguramente de haber jugado un par de partidas a la nueva edición de Warhammer Fantasy con los renovados enanos, habría incluido la runa magistral de Groth el Tuerto o la de Grugni, que son las más utilizadas hoy en día.

 Poco más que añadir. A continuación se muestran otras capturas de la miniatura desde diferentes posiciones, como ya viene siendo habitual.