Barra de Menú

miércoles, 6 de mayo de 2015

Veteranos de Lustria

Veteranos de Lustria, Aventureros estalianos.
 Alcanzar el éxito y la fortuna es el mayor aliciente que tienen los estalianos para realizar el servicio militar. Algunos de ellos, como los Aventureros, se embarcan en largas expediciones hasta los confines del mundo conocido empujados por la ilusión y la promesa de la riqueza. Cabalgando potentes jamelgos, los Aventureros no dudan en viajar hacia lo desconocido, cargando consigo todo tipo de enseres que les puedan servir de utilidad en su travesía. Su codicia y terquedad no conoce límites, pues prefieren perecer en una de sus incursiones a regresar a sus hogares con las manos vacías.

 Los Veteranos de Lustria son una de estas unidades de Aventureros. Son expertos en desenvolverse en cualquier terreno y contra cualquier enemigo, hostigando siempre desde la distancia para acometer finalmente con toda la ferocidad que sólo los guerreros experimentados poseen.

Dragonero español.
 Entrando en materia de juego, los Veteranos de Lustria son la única unidad de caballería rápida estaliana, por lo que su inserción en el ejército es fundamental debido a la gran utilidad que este tipo de tropa presenta. Desde mi punto de vista obligada de hecho, ya que en determinadas partidas pueden rentar maravillosamente, aunque en otras su utilidad sea fútil. Pero ya sabemos que por lo general casi todos los ejércitos incluyen unidades con un potencial ofensivo exagerado y sin embargo con debilidades muy concretas a una carga de caballería ligera, como Cañones de Salvas, Forestales, etc.

 El concepto de los Aventureros está basado en los Dragoneros españoles de la conquista del Imperio Azteca. Hernán Cortés y sus soldados españoles montados a caballo que parecían monstruos a los ojos de los aztecas y escupían fuego con sus armas de pólvora. De este modo, era innegociable que la unidad estuviera equipada con trabucos, además de lanzas y armadura ligera y montasen caballos estalianos. De modo que eso es lo que intenté reflejar al a hora de conversionar a los Veteranos de Lustria.

 Partiendo de la caja de Herreruelos/Batidores del Imperio que me proporcionaba unos estupendos caballos, cuerpos y accesorios como base, la conversión no iba a suponer mucho esfuerzo. Tan sólo se tuvieron que añadir cabezas con morriones para dar esa sensación española-estaliana y una cabeza más de la propia matriz que tiene un aire muy a lo Curro Jiménez con esas patillas. Luego a los brazos que tenían pistolas sustituí estas últimas por lanzas cortas más propias de jinetes. Pero también debía incluir algunos trabucos, por lo que eché mano de los restos de las Compañías Libres que coincidían estupendamente con las capas de los Batidores. En el caso del campeón de la unidad preferí ponerle algo más de armadura para que destacara sobre el resto por lo que eché mano de un sable de las Compañías Libres una vez más y un brazo izquierdo recubierto de armadura de los Caballeros del Imperio. Para terminar un par de accesorios como arcabuces, plumas, fardos, espadas y botellas de vino y listo.

 El pintado una vez más corrió a cargo de Jesús García, de quien ya hablé anteriormente. Cada caballo tiene un color (blanco, marrón y negro) en combinación con un color de crin distinto que otorga bastante personalidad a los corceles. Mientras que por otra parte los jinetes deben su nómina al noble de Palantta, por lo que los colores morados y blancos pueden verse en sus uniformes. A continuación se muestra a la unidad desde diferentes puntos de vista.